domingo, 27 de abril de 2014

Policarpio Caballero Farfán

Policarpio Caballero (1896 – 1973) es uno de los pocos músicos cusqueños que ocupa referencia biográfica en diccionarios europeos. Reconocido mundialmente como musicólogo, investigador del folklore, coreógrafo, compositor, conferencista, crítico de arte e historiógrafo. Nació en Pomacanchi, el 26 de enero de 1896. Tuvo dos hermanos: André Abelino y Rosalbina o Rosa Zarina. El primero también fue inspirado coreógrafo y codirector del Conjunto Acomayo (1935) que compartió el cargo con su hermano Policarpo. 

Aún siendo joven abrazó la carrera magisterial desempeñándose como profesor de aula y después, en 1918, como Director del Centro Escolar Nº 782 de Varones de Pomacanchi. Músico por vocación, estudió mandolina con Leandro Alviña Miranda. Alcanzó perfeccionamiento de su formación artística en el Conservatorio Nacional de Música de Lima, bajo la orientación de Virgilio Lagui y Enrique Fava. Posteriormente fijó residencia en Argentina donde estudió armonía y composición en las ciudades de Tucumán y Buenos Aires. Fue profesor de Miguel Angel Abarca (precoz violinista) Armando Guevara, José Benigno Escalante y otros. Organizó la recordada Compañía Lírica Incaica, con artistas nativos, recorriendo múltiples escenarios peruanos y extranjeros. Con dicho motivo también recorrió la extensa serranía y parte de la Amazonía peruana, logrando recopilar más de 6,000 melodías. 

En la década de 1928 – 1935 organizó y dirigió el CONJUNTO ACOMAYO, con un elenco musical conformado, en su mayoría, por campesinos de Acopía y su cuerpo coreográfico por artistas únicamente pomacanchinos. Sus presentaciones consagratorias en teatros del Cusco y en Lima le otorgaron al Conjunto Acomayo el Primer Premio Nacional y Copa Presidente Benavides. Desde entonces su fama acrecentó más. En l943 – 46 fue becado por la comisión Nacional de Cultura de la República Argentina para hacer estudios comparativos y etimológicos de la música aborigen del norte argentino con la del Perú Antiguo. La publicación del documento INFLUENCIA DE LA MÚSICA INKAIKA EN EL CANCIONERO DEL NORTE ARGENTINA (1946) lo consagró como el “SABIO MUSICÓLOGO PERUANO” Aquel galardón viene a corroborar su obra póstuma publicada en 1988 por la Municipalidad del Qosqo bajo el título de MÚSICA INKAIKA SUS LEYES Y SU EVOLUCIÓN HISTÓRICA. Verdadera demostración investigatoria sobre la riqueza cromática de la cultura Inka y un lapidante revés a la teoría pentafonista que algunos autores aún preconizan acerca de la música incaica. 

La producción y creatividad musical de don Policarpo Caballero es vastísima, desde el wayñu hasta el poema sinfónico y la ópera. Citemos algunos: Pomacanchi, Suplicio de Tupac Amaru (ópera), Sumaq Llaki, Marcha Imperial, Warmi Auqa, El Inka en Akllawasi (ópera), Nocturno Incaico, Qhapaq Raymi, Danza Sagrada Inka, Condemayta (poema incaico), Huracán en los Andes, Tarpukuy, Celajes Andinos, Taqekuy (harawi) Rumi Sonqo, T’ito Qosñipa, Acomayo, Ayarachi (marcha fúnebre), Indiecita Cusqueña, Qolla Tusuy, Despedida, Vidalita y otros. Don Policarpo Caballero Farfán, figura descollante de la música andino – peruana del siglo XX, dejó de existir, el 14 de noviembre de 1973, en su tierra natal Pomacanchi (Manzanares). Sus restos descansan en el cementerio de la Almudena de la ciudad del Cusco.


Fuente:
Municipalidad Distrital de Pomacanch aquí, consulta del 15 abril 2014

1 comentario:

  1. Excelente información la que proporcionan, yo conocía a Policarpo Caballero sólo por «Condemayta» pero ahora me doy cuenta que fue algo más que un compositor. Te felicito por tu Blog. Espero encontrar el libro que mencionas en tu reseña.

    ResponderEliminar